¿Podrías escuchar y comprender a tu cuerpo?

800px-Diego_Velaquez,_Venus del espejo

¿Vale nuestro cuerpo una caricia de atención, para resolver y mantener algunas de sus delicadas estructuras biológicas?

Si muchas de sus funciones tales como la digestiva, respirativa, inmunológica se desarrollan independientemente de nuestra voluntad,

y se desarrollan magníficamente, ¿puedo razonar un cuidado preventivo adecuado y de índole científica?;

Como generar para el un cuidado solidario, con un soporte de metodología científica de nutrientes, ejercicios aeróbicos y revisión de los hábitos.

Pensando en el en términos amorosos, reflexionaré que tiene un componente espiritual, uno mental, otro cerebral, y otro orgánico, todos interactuando en armonía y algunas veces en desequilibrio.

Razonando que cada una de esos componentes me son impuestos, algunos_ los biológicos por la naturaleza_ los espirituales por el Creador,_ y todos para mi condición y realización espiritual y humana.

entenderé que esta realización depende de su mejor funcionamiento y que lo mejor es no pensar en un estadio azaroso, sino en un proyecto ordenado de alta calidad y prevención.

¿Por qué entonces alimentarme según las simples tradiciones, que en nuestro medio son generalmente la cocina italo-española?

¿no sería conveniente que examinase las preparaciones e ingredientes tradicionales, desde una perspectiva mas avanzada,

considerando que es lo que hacemos, cuando simplemente comemos, al tener el hambre primitivo y ancestral, desentendiéndome de investigar la compatibilidad entre mi organismo y esas ingestas tan populares y masivas?

¿Si puedo decodificar sus mensajes, estaré escuchando al cuerpo solidariamente?

Por otra parte, si anhelo ayudar a la sociedad humana, seguramente deberé estar en las mejores condiciones, físicas, psicológicas, emocionales y espirituales.

¿acaso la educación y el sentimiento solidario no pasa por dar el ejemplo?

¿Qué pensarán mis familiares, amigos y conocidos, si me observan que ya no pienso en comer, sino en alimentarme?

Mejor aún, que ya no pienso en comer o alimentarme sino en agregar a mi organismo lo que realmente me pide para continuar en alta calidad de vida humana.

En los tiempos_ no ritualistas_ sino cuando me lo pide.

Esto lo puedo entender, si hago la increíble diferencia de no pensar en comer, ya que no lo necesito desde el ser espiritual que soy, lo que debo es solo nutrir mi cuerpo,

que tan maravillosamente me alberga, me transporta y me permite comunicarme lingüística y gestualmente.

¿entiendo que?:

  • Lo debo mantener activo, no sedentario, para realizar básicamente la circulación sanguínea adecuada y la liberación de endorfinas.
  • Lo debo nutrir en la justa calidad y cantidad que me pide y necesita por su constitución y por su organicidad real.
  • Lo debo nutrir en los tiempos biológicos, que sean pertinentes con su función esencial.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: